El origen de la vida en la Tierra

El origen de los primeros seres vivos ha sido una interrogante presente en diversas culturas y en los distintos períodos históricos, y ha sido abordada desde diferentes perspectivas, principalmente en los planos filosófico, religioso y científico. Por ejemplo, diferentes doctrinas religiosas han postulado que toda la diversidad de organismos existentes fue creada por un ser divino. Esta corriente se denomina creacionismo.

Teorías sobre el origen de la vida

Entre las teorías que han intentado explicar el origen de la vida, tres se destacan por la gran discusión científica que han generado, respaldadas con evidencias que surgen de la observación y también de la experimentación. Algunas de estas teorías científicas han predominado durante extensos períodos y otras han sido muy discutidas, debido a la evidencia científica en contra aportada por el estudio científico. Estas teorías son la abiogénesis, el origen químico de la vida y la panspermia.

origen de la vida

Abiogénesis y generación espontánea

El origen de la vida a partir de materia inerte se conoce como abiogénesis. Este planteamiento dominaba el mundo científico desde la época de los filósofos griegos. Es así como Aristóteles sostenía que animales y plantas se originaban por generación espontánea, es decir, espontáneamente a partir de restos de seres vivos en descomposición, del barro o la basura.

La hipótesis de la generación espontánea fue rechazada por Francesco Redi (1626-1697), quien en 1665 demostró que los gusanos que eran detectados en la carne provenían de las larvas de moscas, que no aparecían si se protegía la carne con una malla fina.

La aparición “espontánea” de microorganismos que descomponían la materia orgánica fue más difícil de refutar, ya que los microorganismos eran muy pequeños y no se podía ver claramente si provenían de otros antecesores o bien de la materia inerte. El científico J. T. Needham (1713-1781) propuso que las moléculas inertes podían reagruparse para dar lugar a la aparición de microorganismos. Para poner a prueba esta idea, Lazzaro Spallanzani (1729-1799) realizó una serie de experimentos que demostraron que la presencia de microorganismos puede evitarse si los medios en donde proliferan son previamente hervidos y se mantienen cerrados herméticamente. Finalmente, Louis Pasteur (1822-1895), alrededor de 1860, demostró que en el aire hay gran cantidad de microorganismos que son los responsables de la descomposición de la materia orgánica.

Panspermia: origen extraterrestre de la vida en la Tierra

El destacado químico sueco Svante Arrhenius (1859-1927) propuso, en 1903, la teoría de la panspermia (que significa semillas en todas partes), según la cual la vida no se originó en la Tierra, sino que provino desde el espacio exterior en forma de esporas que viajan impulsadas por la presión ejercida por la radiación proveniente de las estrellas. Muchos otros científicos han objetado esta idea, argumentando que los organismos unicelulares no soportan la radiación solar extrema ni las bajas de temperaturas existentes en el espacio exterior. Sin embargo, sus defensores plantean que hasta el momento no hay evidencias de que dicha radiación y temperaturas sean factores limitantes para la supervivencia de organismos unicelulares adaptados a tales condiciones extremas.

Entre las evidencias que apoyan la panspermia, son importantes los planteamientos de dos científicos, Chandra Wickramasinghe y Fred Hoyle, quienes en 1974 propusieron que el polvo interestelar presentaba partículas orgánicas. Por otra parte, estos científicos concluyeron que cuando un cometa se acerca a la Tierra deja un rastro de polvo que, al ser analizado químicamente, parece ser orgánico, similar a las moléculas que forman una bacteria. Sobre esta base y con estudios posteriores, hipotetizaron que la vida en la Tierra se podría haber formado a partir de microorganismos de origen extraterrestre.

Todas las evidencias expuestas conducen a demostrar que en el espacio exterior existe materia orgánica similar a las moléculas orgánicas presentes en la Tierra. No obstante, hay científicos que sostienen que la sola presencia de moléculas orgánicas no es suficiente evidencia para inferir la existencia de vida fuera de nuestro planeta. Mientras no contemos con evidencia más directa, la panspermia seguirá siendo una hipótesis que se puede poner a prueba.

Origen químico de la vida

El bioquímico ruso Alexander Oparin y el biólogo inglés John Haldane en 1924 propusieron, independiententemente, una hipótesis sobre el origen de la vida con mayor fundamento que sus predecesores. Oparin postuló que la vida surgió a partir de materia inanimada, pero no en un proceso espontáneo, sino como consecuencia de una larga cadena de transformaciones de la materia.

Antes del surgimiento de la vida en la Tierra existían condiciones ambientales muy diferentes a las actuales. En algún momento esas condiciones posibilitaron que las moléculas inorgánicas simples presentes en un “caldo primordial” empezaran a reaccionar químicamente y formaran moléculas orgánicas simples, las que luego dieron origen a otros compuestos más complejos. Estos compuestos en algún momento se rodearon de una membrana, constituida por moléculas orgánicas, lo que les permitió intercambiar materia y energía con el medio líquido que las rodeaba. De esta forma se habrían constituido las primeras células.

La hipótesis de Oparin y Haldane fue puesta a prueba y apoyada por un experimento efectuado por los bioquímicos estadounidenses Stanley Miller y Harold Urey, en 1953.

Add Comment Register



Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>